Cheesecake. La reina de las tartas

23.agosto.2018

Cheesecake. La reina de las tartas

DULCES PARA EL VERANO

Todavía es verano, tiempo de disfrutar junto a los amigos y la familia, por eso desde renatta&go te proponemos un plan con el que relajarte y conquistar los corazones de tus invitados. Toma nota de esta receta fácil e irresistible, perfecta para los últimos días calurosos del verano porque no requiere horneado.

La cheesecake, una receta con historia.

¿Sabía que la cheesecake es uno de los postres con más antigüedad de la historia?

El pastel de queso se dio a conocer durante el desarrollo de los primeros Juegos Olímpicos griegos de la historia, ya que formaba parte del menú de degustación de los atletas que participaban.

Aunque la exquisita tarta de queso se popularizó después de que los romanos conquistaran Grecia, gracias a un famoso libro de recetas de cocina romana llamado “De Agricultura”, escrito por Marcus Porcius Cato.

Ahora sí, vamos con la receta

Todo lo que necesitas saber sobre esta receta de sabor intenso.

Para replicar a la perfección este postre casero vamos con unos trucos y consejos que os serán de gran utilidad para conseguir un pastel de queso de sabor intenso.

TODO LO QUE NECESITAS



  • 250 gr de galleta molida
  • 130 gr de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 4 paquetes de queso crema a temperatura ambiente
  • 2 tazas de leche condensada
  • ½ taza de zumo de limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 sobres de grenetrina hidratada
  • mermelada y fruta natural al gusto

Todos los ingredientes necesarios para esta receta sencilla y sin horneado.

LA PREPARACIÓN



Para la preparación empezaremos por engrasar el molde del pastel con la mantequilla. A continuación trituraremos las galletas en un mortero hasta alcanzar una textura terrosa. Derretiremos los 130 gr de mantequilla en una cacerola y añadiremos la galleta y las 2 cucharadas de azúcar hasta que todos los ingredientes queden bien integrados. Colocaremos la mezcla en el molde para el pastel y presionaremos para formar la base de la tarta. Finalmente tendremos que meterla en el congelador durente 10 minutos.

El relleno te resultarán aún más sencillo. Con una batidora eléctrica a velocidad media mezclaremos el queso crema con la leche condensada, el jugo de limón, la vainilla y la grenetina hasta que todo quede bien integrado, consiguiendo una textura cremosa.

Vierte el relleno sobre la base de galleta y aplana la superficie con una espátula. Sólo queda congelarla durante 2 horas.

Da rienda suelta a tu creatividad con la decoración de tu cheesecake.

Es el momento de decorar la tarta, juega con la superficie y decórala con lo que más te guste, puedes cubrirla con una base de mermelada a tu gusto (frambuesa, fresa, frutos rojos, naranja amarga, higos …) personaliza el sabor de tu trata para que sea única.

Puedes terminar la decoración colocando trozos de fruta para crear espirales y darle un toque más sofisticado y natural. Combina las frutas y juega con ellas para potenciar el sabor de la tarta.

Decora tu tarta de queso para darle un toque personal y súbelo a tus redes.

Y si eres toda una blogger no dudes en subir la foto a tus redes y conquistar el corazón de tus seguidores.

Desde renatta&go te proponemos un verano muy dulce.

RECETAS DE SORBETES Y GRANIZADOS

RECETA TARTA FLORAL

5 RECETAS FÁCILES DE CÓCTELES SIN ALCOHOL PARA EL VERANO


Siguiente Anterior