Envíos gratis en compras nacionales a partir de 50€ hasta el 30 de noviembre.

Ampliamos el plazo de devolución hasta el 10/01/2022 para las compras realizadas a partir del 22/11/2021.

Cuidados de las prendas

 

En renatta&go queremos ayudarte a que tu ropa conserve la misma calidad que tenía el día que la estrenaste y por eso te damos unas pautas a la hora de cuidar tus prendas. Recuerda que siempre encontrarás la información necesaria y exacta en las etiquetas.

 

 

Consejos para lavar, planchar y secar todas tus prendas:

 

  1. Lee los consejos de la etiqueta de la ropa antes de lavarla, secarla o plancharla.
  1. Revisa los bolsillos de tus chaquetas y pantalones y cierra las cremalleras de tus prendas antes de meterlas en la lavadora. Pueden estropearse y estropear el resto de la ropa que lavas.
  1. Intenta lavar la ropa siempre con agua fría para evitar un desgaste mayor de la prenda o los desteñidos. Además, lava siempre por colores (blancos y beige juntos, colores oscuros por otro lado, ropa roja separada…).
  1. No utilices lejía para lavar la ropa, la daña y puede amarillear los blancos. Si necesitas quitar una mancha en un tejido blanco, te aconsejamos humedecer la prenda y aplicarle un quitamanchas con oxígeno activo de ropa blanca un rato antes de introducirla en la lavadora.
  1. Si por algún motivo, no pudieras lavar a mano una prenda que así lo requiere, te aconsejamos lavarla en agua fría, dentro de una bolsa de tela sin cremalleras, en ciclo delicado y sin centrifugado.
  1. Evita el suavizante en la medida de lo posible, puede degenerar algunos tejidos, en especial aquellos que lleven una capa impermeabilizante.
  1. Para evitar desteñidos, aparte de separar la ropa por colores, te aconsejamos introducir en el tambor de la lavadora una “toallita atrapa colores”. Si ya se te han desteñido las prendas y son de color, te aconsejamos llenar una bañera de agua fría y sumergir en ella las prendas con bien de “quitamanchas con oxígeno activo para prendas de color”. Al día siguiente, lávalas en el ciclo que corresponda en la lavadora.
  1. Una vez haya terminado el ciclo de lavado, saca la ropa lo antes posible de la lavadora.
  1. Sabemos que las secadoras pueden ser muy útiles en ocasiones, pero es mejor evitar utilizarlas ya que pueden encoger y estropear la ropa.
  1. A la hora de poner la ropa a secar intenta hacerlo por la mitad o por las costuras de forma que no se deforme la prenda. Estírala bien para evitar las arrugas
  1. Ten especial cuidado con las perchas que pueden dejar marca en la ropa, especialmente las de plástico que permiten enganchar tus prendas.
Según el material con el que estén hechas:

 

Algodón

Bien conocido por todos, el algodón es un tejido de origen natural, agradable el tacto e increíblemente versátil. Nuestras lavadoras suelen tener un programa específico para este material, pero es bueno lavarlo siempre en agua fría para evitar que la ropa se encoja. Otro consejo, es tratar las manchas en algodón antes de meterlas en la lavadora.

 

Lino

Es una fibra textil de origen vegetal que se caracteriza por ser un material fuerte y resistente. El lino puede encogerse con el calor, por lo que es importante lavarlo siempre en agua fría, bien sea a mano o en la lavadora.

 

Denim

Este tejido, compuesto en gran parte por algodón, está presente en prácticamente todos nuestros armarios. A la hora de lavarlos es muy importante asegurarse de cerrar bien las cremalleras y los botones y dar la vuelta a la prenda antes de lavarla con agua fría.

 

Viscosa, bambula o rayón

Una fibra artificial de origen celulósico con un tacto suave, ligero y cómodo, similar al de la seda. Recomendamos lavar este material a mano o en programas muy delicados junto a otras prendas que no contengan materiales o colores que puedan dañar el tejido.

 

Tencel

Este material está hecho de fibras de celulosa. Es fresco, sencillo de llevar, no se encoge y no se arruga con facilidad. Nuestro consejo es que lo laves en un programa para ropa delicada y que evites el centrifugado.

 

Nylon

Es un polímero sintético muy ligero, que no se arruga y con gran resistencia al desgaste. Aunque se puede lavar en la lavadora, es recomendable hacerlo a mano para evitar que las prendas se dañen con su uso continuado.

 

Poliéster

Es una fibra sintética, versátil y fácil de cuidar. Puede lavarse en lavadora sin encogerse y no se arruga. Es un material duradero aunque puede desgastarse con el tiempo con la consiguiente aparición de pilling.

 

Lana

Esta fibra natural es una de las más calurosas y elásticas que hay y prácticamente no se arruga. Debe lavarse a mano, a bajas temperaturas o en seco para evitar que se encoja. Seca estas prendas en horizontal y no utilices perchas para colgarlas para evitar que se deformen y alarguen.

 

Abrigos de plumas o anorak

Los plumíferos, ya sean de plumas o de fibra sintética, se pueden lavar en lavadora, siempre en agua fría y sin suavizante. Te aconsejamos que le des la vuelta y cierre las cremalleras. Te aconsejamos secarlo en horizontal, agitándolo de vez en cuando hasta su completo secado. Puede secarse en secadora, en cuyo caso, te aconsejamos igual que en el lavado que introduzcas una pelota para que vaya ahuecando las fibras.

 

Antelina

Es una microfibra no tejida que imita al ante sintético. Para lavarla es mejor tratar las manchas antes de lavar toda la prenda. Consulta la etiqueta para asegurarte del tipo de lavado que se recomienda ya que pueda variar según la prenda.

 

Piel y ante

Dos materiales que requieren un mantenimiento especial y mucho cuidado a la hora de ser lavados. Utiliza un paño húmedo encima de las manchas superficiales o consulta a un especialista en caso de que prefieras llevar a cabo un lavado más genérico de la prenda.

 

Seda

Fibra natural de tacto sedoso y gran brillo. Se recomienda lavar en agua fría, en ciclo delicado y sin centrifugado. Mejor si lo lavas dentro de una bolsa de tela sin cremalleras. Se desaconseja el uso de suavizante. El detergente debe ser lo más natural posible, algunas personas utilizan unas pocas gotas de amoníaco en vez del detergente. Para plancharla, pon una tela encima y temperatura baja o si tienes, utiliza una plancha de vapor vertical.